‘Nadie sabe nada de los gatos persas’

‘Nadie sabe nada de los gatos persas’

PrintGanador de la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián en 2004 por su preciosa película Las tortugas también vuelan y en el año 2006 por Half Moon, si tengo que quedarme con un film de Bahman Ghobadi sería Nadie sabe nada de los gatos persas. La película relata las peripecias de dos jóvenes músicos que tratan de grabar un disco, realizar un concierto y conseguir los visados necesarios para abandonar Irán. Presente en la Sección Oficial del Festival de Cannes de 2009, Nadie sabe nada de los gatos persas exhala sentido del humor y optimismo, a pesar de reflejar los choques constantes entre una cultura tradicional y las ansias de sus jóvenes de absorber música con tintes occidentales.

El cineasta, muy querido en España y repudiado por el gobierno de Ahmadineyad por su firme oposición a las políticas conservadoras del líder iraní y del régimen ayatolá, es un ferviente luchador por la justicia en el país persa.

Aunque menos conocido que el cineasta Abbas Kiarostami o que la familia de genios del cine Makhmalbaf, Ghobadi es uno de los emblemas del país. Como actor participó en el film de Kiarostami El viento nos llevará (1999), una película preciosa que relata las aventuras de un grupo de gente que llega a un pueblo del Kurdistán para iniciar un rodaje.

El cine de Ghobadi es mucho más emocional que los filmes de Kiarostami (cualquiera que haya visto Las tortugas también vuelan me comprenderá) y, a pesar de que Nadie sabe nada de los gatos persas abandona los derroteros trágicos que recorría Las tortugas…, las dosis de humor y la plasmación de la realidad social iraní son ingredientes más que suficientes para a verla y, si es posible, mejor en versión original.

Soy periodista, con una inclinación natural e inevitable por el Líbano en particular, y, en general, por todos los conflictos aparentemente minoritarios que podrían extrapolarse al resto del mundo. Estudié Periodismo y Humanidades y realicé un máster en Edición de Libros en la Universitat Autònoma de Barcelona. Actualmente estoy volcada en el Grado de Estudios Ingleses y soy adicta al trabajo, a la literatura y a la fotografía. Desearía que los días tuvieran más horas para poder poner en práctica todas las ideas y proyectos que sueño en las pocas horas que duermo.