L’enfant sauvage

L’enfant sauvage

enfant-sauvage-highDicotomía entre ser humano, naturaleza y cultura

El antropólogo Edward Burnett Tylor establece una definición básica para entender la dicotomía existente entre ser humano, naturaleza y cultura: “Civilización o cultura es esa totalidad compleja que incluye conocimiento, creencias, arte, derecho, costumbres y cualesquiera otras actitudes o hábitos adquiridos por el ser humano como miembro de la sociedad”. Es decir, cada sociedad se enmarca en una serie de comportamientos socioculturales que el ser humano, como animal inteligente, debe aprender para poder ejercer un papel dentro de ella. Del estudio de estos comportamientos se encarga la antropología social, que el británico Alfred Radcliffe-Brown define como “la investigación de la naturaleza de la sociedad humana por medio de la comparación sistemática de sociedades de tipos diversos, prestando atención particular a las formas más simples de las sociedades de los pueblos primitivos, salvajes o prealfabetos”. Así pues, las sociedades se conforman como resultado de la adaptación a la naturaleza y a otros sistemas sociales en relación (o bien competencia, o bien convergencia) al resto de culturas.

Claude Lévi-Strauss, en Raza e historia, establece que los seres humanos tendemos a “repudiar pura y simplemente las formas culturales: morales, religiosas, sociales, estéticas, que están más alejadas de aquellas con las que nos identificamos”, y, asimismo, a “rechazar […] todo aquello que no se conforma con la norma sobre la que vivimos”. Quizá sea por este motivo que el joven Víctor de Aveyron, el niño salvaje que encontraron tres cazadores en un bosque del Languedoc, no se adaptara a los comportamientos sociales propios de la Francia de principios del siglo XIX, a pesar de los esfuerzos por educarle de su tutor, el joven médico Marc Gaspard Itard.

En la película L’enfant sauvage se describe un estudio antropológico llevado a cabo en la Francia del siglo XIX en base a esta experiencia, y en la que se aprecian los métodos de investigación usados por esta ciencia. En el film se relata el proceso de enculturación (que consiste en que una cultura determinada enseñe a un individuo una serie de comportamientos para ser aceptado por la sociedad y poder inscribirse en un rol determinado) que sufre un niño salvaje encontrado en un bosque y que ha vivido 11 o 12 años alejado de la sociedad. Del film se deduce que el primero de los pasos a seguir por el antropólogo es la observación, que permite realizar una descripción minuciosa del objeto de estudio (Víctor de Aveyron): “Piel fina, de color de trigo, rostro ovalado, ojos negros, cejas pobladas, pestañas largas, pelo negro, barbilla redondeada, boca mediana, lengua normal, bien destacada, dentadura normal. Exteriormente no se diferencia de otros niños”. A partir de la descripción, se extraen conclusiones: “Tiene bastantes cicatrices. Ha tenido que matar para subsistir”. A partir de unas causas, se llega a unas consecuencias: “La causa de su mudez es el aislamiento en el que ha vivido hasta ahora”. En base a lo que el antropólogo sabe del sujeto, trata de iniciar un programa de enseñanza de conductas sociales. Le enseñan a caminar, a poner la mesa, a vestirse, a jugar, el alfabeto, a poner nombres a los objetos, el sentido de la justicia, etc., todo lo que se aprende desde muy temprana edad. Sin embargo, el tratamiento no finaliza con éxito, quizá porque la enseñanza se ha producido de forma unidireccional, es decir, el maestro no se preocupó de si Víctor entendía el mensaje, en lugar de esforzarse por aprender la forma de comunicarse de éste, más espontánea y primaria.

Comúnmente, la adaptación a la cultura y comportamientos sociales que nos envuelven se inicia desde el momento de nacer. En la familia se nos inculca una tendencia religiosa (aunque laicista, siguiendo las pautas de comportamiento cristianas), política (si bien las generaciones franquistas tratan de imponernos su conservadorismo, la tendencia de la juventud es hacia el progresismo) y las normas cívicas y de convivencia civilizada (como el lenguaje, comportamientos sociales, e incluso normas viales, etc.). Pero este conocimiento se adquiere en un contexto general, adaptado a una determinada cultura (hoy en día el mundo occidental globalizado), que a su vez se va concretando y matizando en las distintas sociedades que la constituyen.

Si bien el ser humano aprende las particularidades de su contexto más cercano, los medios de comunicación e Internet (entre otros factores) han contribuido al conocimiento del resto de culturas que le rodean, lo que le permite entrar en otros mundos y conocer otras sociedades (profundizar en la diversidad cultural), hecho que años ha era impensable.

Soy periodista, con una inclinación natural e inevitable por el Líbano en particular, y, en general, por todos los conflictos aparentemente minoritarios que podrían extrapolarse al resto del mundo. Estudié Periodismo y Humanidades y realicé un máster en Edición de Libros en la Universitat Autònoma de Barcelona. Actualmente estoy volcada en el Grado de Estudios Ingleses y soy adicta al trabajo, a la literatura y a la fotografía. Desearía que los días tuvieran más horas para poder poner en práctica todas las ideas y proyectos que sueño en las pocas horas que duermo.