El corazón en un puño

El corazón en un puño

RefugiadosQuizá para redimir la angustia que sentí el otro día al testimoniar la desaparición murakamiana de mi profesora de árabe, le dedico hoy este post. Fue ella quien me dio a conocer a Handala, un personaje que siempre ejerce de testigo en las ilustraciones del activista palestino Naji Al-Ali (ﻧﺎﺟﻲ ﺍﻟﻌﻠﻲ). El dibujante describe así a su personaje más conocido: “En un principio él [Handala] era un niño palestino, pero su conciencia se desarrolló hasta tener primero un horizonte nacional, luego global y luego humano. Es un niño sencillo pero fuerte, por ello la gente le adoptó y sintió que representaba su propia conciencia”.

Naji Al-Ali (1936-1987) nació en una aldea que actualmente se encuentra en territorio israelí. En 1948, durante la primera guerra árabe-israelí, la aldea fue totalmente destruida, así que toda su familia se vio obligada a instalarse en un campo de refugiados libanés. A principios de los sesenta se trasladó a Kuwait para poder dedicarse al dibujo. Viendo la fuerza que tenían las ilustraciones de temática social de movilizar a las masas, empezó a hacer hincapié en sus viñetas en el conflicto palestino, la corrupción, el terrorismo o la falta de libertad. Cuando la cruenta guerra civil sacudió el Líbano (1975-1990), Al-Ali regresó al país de los cedros para apoyar a los fedayín palestinos, que estaban siendo atacados por las fuerzas militares israelís y por las Falanges Libanesas. En 1982, cuando se produjeron las terribles matanzas de los campos de refugiados Sabra y Chatila, Naji Al-Ali aún se encontraba en Beirut. Cuando pudo regresar a Kuwait, unos meses más tarde, denunció con sus dibujos la responsabilidad indirecta que la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) había tenido en las matanzas. Pero fue expulsado de Kuwait y ningún otro país árabe quiso acogerle. Se trasladó a Londres, donde fue tiroteado en 1987. Todavía no se han esclarecido las circunstancias de su muerte.

Pero sus fantásticas ilustraciones aún permanecen, y, lo más doloroso es que siguen siendo igual de actuales. Existe una organización que recoge los principales dibujos del activista palestino, que abarcan temáticas diversas: los regímenes políticos árabes, las palomas, Israel, Jesús, el petróleo, los refugiados, la resistencia, autorretratos, resoluciones de la ONU, Estados Unidos y la mujer.

Vuelvo a hojear el libro que me dejó mi profesora de árabe, un compendio de las mejores ilustraciones de Naji Al-Ali. El corazón se me encoge con cada dibujo. Las últimas páginas recogen ilustraciones relacionadas con el Líbano. La rabia se apodera de mi. Por favor, que se haga justicia. Que se haga justicia.

© Naji Al-Ali (www.handala.org)

Soy periodista, con una inclinación natural e inevitable por el Líbano en particular, y, en general, por todos los conflictos aparentemente minoritarios que podrían extrapolarse al resto del mundo. Estudié Periodismo y Humanidades y realicé un máster en Edición de Libros en la Universitat Autònoma de Barcelona. Actualmente estoy volcada en el Grado de Estudios Ingleses y soy adicta al trabajo, a la literatura y a la fotografía. Desearía que los días tuvieran más horas para poder poner en práctica todas las ideas y proyectos que sueño en las pocas horas que duermo.