Noruega – Svalbard

Noruega – Svalbard

¿Hay en el mundo una ciudad en donde es posible nacer, pero no morir? Si es que existe, suena a algo así como la utopía ideal de Tomás Moro y sería, en consecuencia, un sueño de la razón.

Javier Reverte, periodista.

En las islas Svalbard, el lugar habitado más septentrional del planeta, en invierno es siempre de noche. El 60% de las islas está cubierto por glaciares y desde el 26 de octubre hasta el 15 de febrero la oscuridad es perpetua, desaparecen los rayos de sol. Nunca me había sentido tan libre y tan viva como en el desierto ártico. Y nunca había disfrutado de un viaje como este, donde pude contemplar las más bellas auroras boreales, recorrer el desierto helado en trineo tirado por perros, navegar por los glaciares de camino a Barentsburg y sentir el gélido viento ártico.

14 Noviembre, 2014